A quien Dios se lo da, San Pedro se lo bendice, Rafa Nadal, todo un señor!

El no quería que transcendiera a la prensa, pero era inevitable enterarnos de la actitud del gran tenista mallorquín Rafa Nadal, ante la tragedia que ha vivido su bella isla en los últimos días, allá estuvo Rafa quitando barro de un taller en la localidad de Sant Llorenç.

Nadal se implicó totalmente en la limpieza de su isla y el rescate de los posibles sobrevivientes de la misma.
El tenista hizo llegar  sus condolencias a los familiares de los fallecidos y heridos en las inundaciones y ofreció su academia de tenis como refugio tras las lluvias

Nadal rindió homenaje a las diez víctimas del temporal en Mallorca guardando un minuto de silencio en la sede de su academia.