MOTIVACIÓN PERSONAL

El ánimo, la depresión y un tip

No te deprimas, -no te deprimas-, no te deprimas, ¿no te deprimas? ¿EN SERIO? Cuántas veces cuando nos sentimos mal anímicamente, viene alguien, desde un ser querido, hasta en la parada del bus que al vernos esa alicaída expresión nos dice “no te deprimas” ¡como si fuera tan fácil!, a ver, con el chasquido de los dedos, desaparecen las preocupaciones, los pesares, o lo que sea que ronda nuestra cabeza y oscurece nuestro semblante.

Pero, el infaltable pero, que sin embargo en esta ocasión será positivo, ¡oh si un pero positivo! ¿qué hay detrás de ese cansino –no te deprimas- ¿será una inconsciente sabiduría popular que nos hace saber que si nos deprimimos perdemos?

A ver, ¿de qué sirve estar deprimido? ¿nos soluciona los problemas? No, pero que se le hace, es una energía que nos envuelve, a veces nos cansamos de las situaciones, sea cual sea, no hayamos solución, y llega el día en el que no nos queremos levantar de la cama, si estamos deprimidos, no queremos comer o comemos hasta la futura reencarnación, todo en un solo día, no saludamos y lo más divertido se vuelve molesto, obsoleto.

Repito ¿de qué sirve estar deprimido? ¿nos soluciona los problemas?, hay personas a quien si les pagaran por andar deprimidos, sería millonarios, pero como no es así, sincérate contigo mismo, ¿de qué te sirve? ¿solucionas algo? No, no, no, ¡NO!, todo lo contrario, bien sea por los científicos que indican todo lo malo que le sucede a tu cuerpo al estar deprimido, o esa “sabiduría popular” que de algún modo lo avala, el estar deprimido no nos sirve de nada, entorpece toda posible solución y daña nuestra vida, arruina hasta las relaciones más sólidas, no nos permite avanzar ni, personal, social o profesionalmente. En sí, estar deprimido no sirve de nada, más bien lo arruina todo.

Así que hazte el favor, de si estas deprimido al momento de leer esta nota, de sonreír ¿simple no?, pues sí, sonreír. Ese será el primer paso.

Ve todo lo positivo que tienes, concéntrate en eso, eres capaz de verte a ti mismo, de leer esta simple nota, ya eso es muchos más de los que tienen otros. Tienes la capacidad de ser la mejor versión de ti mismo.

Sonríe y recuerda que la felicidad no es del destino, es el camino.

Por: Be Frías