GASTRONOMÍA

Una ensalada espectacular, alimenta muchísimo y su sabor la hace inolvidable, ¿quién no adora la Manhattan?

Ingredientes (para 2 personas):

4 contra muslos de pollo deshuesados y marinados
Lechuga (esto va al gusto, nosotros escogimos una mezcla de rúcula, lechuga rizada, escarola y lollo rosso)
40 gr de pan normal (o 2 rebanadas de pan de molde)
100 gr de queso Gouda (o Cheddar)
2 cucharadas de mostaza
2 cucharadas de miel
Un huevo
Una cucharadita de salsa Perrys
Una cucharadita de vinagre de manzana
Un diente de ajo
150 ml de aceite de girasol
Sal
Orégano
Pimienta negra molida
Para marinar el pollo:

Un diente de ajo
100 ml de vino blanco
75 ml de aceite de oliva
Un limón
Una cucharadita de orégano
Sal
Pimienta negra molida
Elaboración

Para empezar preparamos el adobo con el que marinaremos el pollo. Para ello pelamos el limón y lo cortamos en cuartos. Pelamos también el ajo y lo añadimos al limón y al resto de los ingredientes en el vaso de la batidora. Trituramos todo y lo ponemos en un recipiente junto con el pollo, el cual bañaremos bien con nuestro preparado. Tapamos y guardamos en la nevera. Nosotros lo dejamos de un día para otro para que la carne adquiriera bien todos los sabores.

Lavamos, escurrimos y cortamos la lechuga. Cortamos el queso en dados. Seguidamente preparamos la salsa. Para ello ponemos en el vaso de la batidora la mostaza, la miel, el huevo, la salsa Perrys y el vinagre. Trituramos y vamos añadiendo el aceite poco a poco, emulsionando, sin mover la batidora, como si se tratara de una mayonesa. Salpimentamos al gusto.
Cortamos el pan en cubitos de aproximadamente un centímetro de grosor. Mientras, ponemos una sartén a calentar con una cucharada de aceite y el ajo entero sin pelar (se trata de tostar el pan, no de freírlo). Cuando esté caliente, añadimos el pan y lo tostamos a fuego lento hasta que quede crujiente, justo antes de retirarlo añadimos el orégano.

Nos queda hacer el pollo. Ponemos una sartén a calentar y cuando esté lista ponemos la carne quitando todo el exceso del marinado. No añadiremos aceite ya que ya le pusimos al marinarlo. Cuando esté doradito lo retiramos del fuego. Troceamos los cuartos en rodajas.

Ahora sólo nos queda el montaje de nuestra ensalada. Para ello hacemos una base con la lechuga y sobre ésta situamos los costrones de pan, los dados de queso y el pollo. Adornamos con un cordón de salsa y el resto de la misma la ponemos en una salsera para que cada uno se sirva al gusto.

Esperamos que les haya gustado!

Deja un comentario

Translate »