Recuperando el equilibrio y la armonía por Lidia Nester

Nuestro mundo está desesperadamente desequilibrado y necesita una nueva armonía de fuerzas. Una esfera de tal reequilibrio está en las relaciones entre mujeres y hombres y, en el ámbito individual, dentro de cada persona entre sus cualidades femeninas y masculinas. Tanto individual como colectivamente tenemos el desafío de incorporar nuestra totalidad, esto es encarnar el espíritu en la carne. Lo cual requiere reclamar y honrar lo femenino y lo masculino.

El juego de las polaridades

La vida existe sólo en el juego de los opuestos, expresada en la polaridad de lo femenino y lo masculino. Durante siglos, ambos han sido golpeados por estereotipos falsos, cargados de violencia. Sin embargo, al hablar de las energías de cada polaridad se encuentran puntos de encuentro entre los criterios universalmente aceptados. En nuestra cultura se valora lo activo, lo rápido, lo fuerte, lo duro, lo racional. Sus polaridades opuestas que tienen que ver con lo femenino, se rechazan. La capacidad de esperar, de ser paciente, de sentir, de unificar, son vistas como menos importantes. Se ha abrazado la parte material del ser, del mundo; y a lo inmaterial, lo que no se ve, al espíritu, se le denigra.

Las polaridades son unidades de contrarios. Negar o denigrar un lado inevitablemente distorsiona la expresión de ambos, y destruye al todo, a la unidad. Cada polaridad es parte inherente de la vida y no puede ser desplazada. Si esto último ocurre, el lado apartado seguirá trabajando en desarmonía como una sombra. Por ejemplo, aquellos que por abrazar la espiritualidad rechazan lo material, percibiendo el cuerpo como algo sucio o malo, están en riesgo de desarrollar una sexualidad adictiva o perversa. Al rechazar su cuerpo terminan violentándolo, maltratándose a sí mismos a través de excesos.

Las polaridades, la mente y el cuerpo, el espíritu y la materia, están íntegramente relacionadas. La salud, el equilibrio y la integridad sólo provienen de la armonía dinámica entre ambas.

Luz y Paz para ti;
Namasté,
Por: Lidia Nester

Especialista en Medicina Complementaria y Alternativa
Maestra Terapeuta Holística
Personal Coach
Ansiedad, depresión, problemas de pareja, sanaciones a distancia

PARA TERAPIAS EN CUALQUIER

PARTE DEL MUNDIO, CONTÁCTAME POR:
artesaludve@gmail.com
http://www.lidianester.com/
https://www.facebook.com/lidianesterint
Twitter e Instagram: @lidia_nester

Deja un comentario