Recordando a Ana Frank

Annelies Marie Frank, mejor conocida como Ana Frank nació en 1929 en Fráncfort del Meno (Alemania). Hija de Otto y Edith Frank quienes eran judíos, y cuando los nazis llegan al poder en Alemania, Otto decide emigrar el primero a Holanda. Ana, su madre y su hermana Margot llegaron a Ámsterdam un poco más tarde, en 1934. Allí asiste a la escuela Montessori y más tarde al Liceo judío.

Pero cuando las tropas alemanas invaden Holanda en 1940, imponen allí también medidas cada vez más estrictas contra la población judía. Para su 13er cumpleaños el 12 de junio de 1942, Ana recibe como regalo un cuaderno de autógrafos que ella utiliza como diario. No mucho después, el 6 de julio de 1942, la familia se oculta en un anexo en la parte de atrás del edificio de Prinsengracht 263 (que es ahora el Museo Casa de Ana Frank).

En este edificio estaba la empresa de Otto Frank, Opekta, y en la parte de atrás había un anexo. En el primer piso de este anexo había un almacén y encima, en el segundo y tercer piso, vivían los escondidos. Durante el día tenían que guardar silencio, ya que no todos los que trabajaban en la empresa, que seguía abierta, sabían lo que pasaba.

Ana describe esta época detenidamente en sus diarios, hasta que el 4 de agosto de 1944 alguien traiciona a los escondidos, que son trasladados a Auschwitz y después a Bergen-Belsen. En Bergen-Belsen Ana muere de tifus y agotamiento en marzo de 1945, poco antes del fin de la guerra. De todos los escondidos, sólo su padre sobrevivirá a la guerra. Él será quien finalmente se ocupe de la publicación de sus diarios.

Información fuente: holland.com