Las cervezas y sus diversas presentaciones

Antes de hablar de los tipos de cerveza, nos queda claro que esta bebida alcohólica es de sabor amargo y color amarillento, más o menos oscuro, que se obtiene por fermentación de la cebada y se aromatiza con lúpulo.

Pilsener: Las cervezas Pilsener son las más populares en muchos países.Tienen tonos dorados y brillantes, su graduación es baja.

Lager: Son bastante comunes, usan levadura lager que actúa en la parte baja del fermentador.

 Bock: Es una cerveza de origen alemán, es uno de los tipos de lager más fuertes -tanto en sabor como en graduación alcohólica, que en ocasiones supera el 6%. Hay varios subtipos de Bock, como la Maibock, la Doppelbock y la Eisbock.

Cervezas de trigo: Son toda una categoría en sí, y son especialmente importantes en Alemania. Están hechas total o parcialmente con malta de trigo, son claras de color y de baja graduación. Se fermentan con levadura ale.

Ale: Las ale, al revés que las lagers, son de fermentación alta, es decir  que la fermentación se produce en la superficie del fermentador.

Pale Ale: Toda una familia de cervezas ale de color claro, elaboradas con pequeñas proporciones de malta tostada. Pero que el color no os engañe: suelen ser cervezas con mucho lúpulo y por lo tanto con mucho sabor, algunas de ellas incluso bastante amargas.

IPA (Indian Pale Ale): Pertenecen a las Pale Ale, una cerveza muy alcohólica y rica en lúpulo.

Scout o negra: Es una cerveza muy oscura, hecha con una buena proporción de maltas tostadas y caramelizadas además de una buena dósis de lúpulo. Son cervezas de textura espesa y cremosa con fuerte aroma a malta y un regusto dulce. Son cervezas ale.

Porter son para muchos un tipo más de Stout, pero algo menos oscuras y potentes. Son también cervezas ale con un preciosos color y también muy ricas en lúpulo.

Barley Wine: Esta cerveza se lleva el récord alcohólico. Hechas con ingentes cantidades de malta, el resultado inmediato es una cerveza con mucho cuerpo y graduaciones que superan a menudo el 10%. Para beber en copa pequeña como si fuera vino, y de ahí su nombre.

De abadía o trapenses: Las cervezas de abadía, que son muy típicas de Bélgica, tienen un sabor más suave que las Porter y que las Stout a causa de sus toques afrutados, si bien su graduación alcohólica es incluso más elevada.