El tango lo bailaban entre hombres

El tango en sus inicios se bailaba entre varones. A finales del siglo XIX había una mayor población de hombres que de mujeres. Uno de los lugares donde los hombres tenían más oportunidades de conocer a una persona del sexo opuesto era en los bailes, pero la competencia era feroz, por lo que no iban a ir para bailar con una chica sin saber cómo. De esta manera, los hombres practicaban juntos, perfeccionando los movimientos para más tarde impresionar a las mujeres.

En sus inicios, el tango escandalizó a la sociedad argentina. La razón: se bailaba bastante apretado. Este ritmo era condenado por la iglesia, porque promovía la lujuria.

Cuando el tango empezó, era bailado solo por las clases sociales más bajas o el “arrabal”. El tango se bailaba en burdeles, ranchos y otros lugares. Por esta razón, era considerado como vulgar por las clases más pudientes.

El origen exacto de los sonidos del tango no se ha establecido. Algunos dicen que pudo deberse a el intercambio comercial de finales del siglo XIX, que permitió mezclar sonidos y el uso de instrumentos nuevos, como el bandoneón.

Las primeras letras de tango fueron censuradas, porque contenían palabras del “lunfardo”, que poco a poco se fue extendiendo, gracias a la música. El asunto llegó a tal punto que el Papa Pío X condenó este baile. Además, fue censurado por los gobiernos militares argentinos.

Fuente: bailarinesdetango.com.ar