ASÍ ERA VENEZUELA

El Hotel Humboldt, la joya del Ávila, patrimonio arquitectónico de Venezuela

LLeva el nombre del distinguido cuéntifico alemán, el Hotel Humboldt, obra del arqutecto venezolano Tomás J. Sanabria, desdel el año 1956., está dominando Caracas desde lo más alto del precioso cerro Ávila que rodea a la capital venezolana.

Considerado “una de las obras maestras del siglo XX en Venezuela”.

El arquitecto Sanabria, junto con los ingenieros Gustavo Larrazábal y Oscar Urreiztieta, aprovechó la majestad de la montaña avileña para levantar en su cima, a unos 2140 m s. n. m., una torre cilíndrica de casi 60 metros de altura y con una vista de 360° hacia el litoral central y el valle de la capital venezolana. El Hotel Humboldt ubicó al país en la vanguardia arquitectónica del siglo XX,

“El hotel Humboldt –con la calificación de cinco estrellas plus– se convirtió desde su apertura en uno de los iconos de la arquitectura de Venezuela y en el referente máximo de la sociedad caraqueña de la época, compartido con el famoso hotel Tamanaco”. Juan Carlos Díaz Lorenzo, lic. en Historia del Arte por la Universidad de Santiago de Compostela.

El hotel consta de catorce pisos, un mirador y dos vestíbulos destinados a servicios y constituye un foco de atracción visual sobre las montañas hacia la ciudad y un hito de la arquitectura venezolana que por su estratégica ubicación se ha convertido en uno de los principales emblemas caraqueños.

El Hotel Humboldt ubicó al país en la vanguardia arquitectónica del siglo XX, siendo el logro más cimero del arquitecto venezolano Tomás José Sanabria.

Así lo suscribe el IPC en su catálogo patrimonial: “Puede considerarse como una de las obras maestras del siglo XX en Venezuela, pues para la época de su construcción el Hotel Humboldt era uno de los más avanzados y confortables hoteles de turismo construidos en Suramérica”.  Información tomada de internet.