ASÍ ERA VENEZUELA

Bañarse con cariaquito morado ¿quién no escuchó de ello?

Todo venezolano, por lo menos una vez en su vida, ha escuchado a alguien hablar del cariaquito morado, con frases como “¡se va a tener que bañar con cariaquito morado!”. Se trata de una linda flor color lila, un arbusto tropical muy común en América Central, América del Sur, el Caribe y Hawái, y a la cual illo tempore se le  adjudicaba el «poder» o particularidad de limpiar las llamadas «malas energías».

El cariaquito morado ha sido utilizado generalmente para hacer  “despojos” que eliminen la mala suerte de una persona. Tradicionalmente en Venezuela un baño con esta planta aseguraba alejar las malas energías y quitarle poder a cualquier «trabajo de brujería». Pero no solamente es utilizado en personas, sino que se ha usado para los hogares, con el fin de alejar todo lo malo que haya dentro.

Cierto o no que una flor quite las malas energías, de que posiblemente más de una abuela mandó a los nietos a bañarse con ella, no hay duda.