Adiós a los miedos, sin necesidad de un Quita miedo Plus

El que diga que no ha tenido nunca miedo, sencillamente miente.

El miedo está en tantos aspectos de nuestra vida, presente desde niños con los monstruos debajo de la cama a forma de cliché, pasando por quedarnos sin nuestros padres, la oscuridad o un payaso macabro.

Cuando crecemos, se disparan esos miedos, muchos radican precisamente en eso, en crecer, envejecer, el paso de los años; para unos arrugas en el rostro, para otros no sentirnos conformes con lo que hacemos a lo largo del camino, no cumplir metas o equivocar la ruta.

Puedo nombrar infinidad de miedos, pero hoy quiero, enfocarme tal vez en uno en particular; miedo a equivocarse.

Tal vez tendría que escribir estas letras cuando tenga 90 años y esté en mi mecedora con algo más adelantado tecnológicamente que una tablet. Pero, llega un momento en el cual me pregunto ¿cuánta gente de mi edad tiene miedo a equivocase?, de todas las generaciones, y tal vez una palabra de aliento creo que ayude.

Dudo que exista el remedio perfecto, -un Quita miedo Plus- pero si existe el saber que el tiempo es ya, no esperemos a mañana porque el futuro es hoy y la vida es nuestra.

Sea por viajes, amores, empleos, estudios, familia, el miedo a fallar siempre nos  tocará a la puerta,  es lógico, humano, normal y hasta bueno que suceda, pero queda en nosotros el abrirle o no.

Nunca abandonemos nuestros sueños, tracemos metas y vamos a tenerlas como norte, pero mientras tanto, en la camino vivamos la vida.

Por: María Beatriz Frías – Muñoz

@BeFriasM