Torta de limón y flor de saúco, extra chic, la elegida por Harrty y Meghan

Torta de limón y flor de saúco o, mejor dicho, muerte lenta por sobredosis de placer, así es descrita esta ultra chic torta, que ha sido la elegida por Harry y Meghan, para endulzar su recepcion de bodas el próximo sábado.

Resulta extraordinaria la mezcla del suave  limón con yogur y saúco, es sencillamente ideal…
 Ingredientes:
250 g de mantequilla sin sal (a temperatura ambiente)
300 g de azúcar blanco
4 huevos
375 g de harina corriente
8 g de levadura química (tipo Royal)
2 g de sal
1/2 cc de vainilla en polvo
250 g de yogurt natural sin azúcar
1 limón mediano (necesitarás unos 35 g de jugo y la ralladura del limón)
85 g de zumo de flor de saúco, una especie de infusión endulzada de flor de saúco orgánica, una botella sobra para el bizcocho y el glass de cobertura.
Para la cobertura:
1 limón mediano
agua
1 cs de azúcar blanco
clara de huevo
unas flores de saúco
80 g de azúcar glace
15 g  de jugo de flor de saúco
Receta:
Primero, empieza por preparar los ingredientes. Ralla y exprime el limón (uno sólo de momento).
Mezcla con el jugo de flor de saúco , completar el peso del jugo  de limón con el de saúco hasta alcanzar 120 g en total, la ralladura y el yogur griego.
Tamiza la harina junto con la levadura y la sal.
Pesa y prepara el resto de ingredientes.
Ahora, pon el horno a precalentar a 170 ºC.
Engrasa tu molde para tortas con un poco de aceite de girasol (o de oliva, o mantequilla fundida) y lo extiendes myt  bien  con la ayuda de un pincel para cubrir cada huequito.
En un bol grande, bates la mantequilla cortada en trozos junto con el azúcar a velocidad alta durante unos 4-5 minutos hasta que se forme una crema homogénea.
Añades los huevos, de uno en uno (no añadas el siguiente antes de que el anterior esté perfectamente incorporado).
Baja la velocidad de la batidora y añade la vainilla en polvo y 1/3 parte de la mezcla de harina/levadura/sal.
Cuando esté incorporada, agrega la mitad de la mezcla de limón/saúco/yogur.
Cuando esté incorporada, añade otra 1/3 parte de la mezcla de harina/levadura/sal.
Cuando esté incorporada, agrega el resto de la mezcla de limón/saúco/yogur.
Cuando esté incorporada, añade el resto de la mezcla de harina/levadura/sal.
Ahora, vierte la masa en el molde.
Verter solo por un lado y dejar que sea la masa la que busca su sitio. Poner un trapo en la encimera y golpear el molde contra la encimera para repartir la masa y evitar que se cuelen burbujas de aire. Si fuese necesario, alisar la superficie con una cuchara).
 
Hornea durante unos 50-60 minutos a 170 ºC, mejor en la rejilla que el la placa del horno.
Cuando lo saques, espera unos 15 minutos (más si hace calor) y desmóldalo sobre una rejilla hasta que se enfríe totalmente.
(Para asegurarte de que está listo para desmoldar, tienes que mover el molde horizontalmente, si ves que el bizcocho se despega del molde, está listo.)
 
Mientras el bizcocho está cociéndose en el horno, puedes preparar la decoración.
Corta el segundo limón en rodajas de unos 4 mm, quítales las pepitas.
Ponlas en una cacerola cubiertas con agua y llévalas a ebullición.
Cuando hierva el agua, deja un minuto hirviendo, tira el agua y repite exactamente el mismo paso.
A la tercera vez, añade una cucharada sopera de azúcar en el agua y deja que hierva 3-5 minutos.
Entonces, saca las rodajas del agua con la ayuda de dos tenedores y déjalas que se vayan secando en una hoja de papel de horno.
Para las flores, tras lavarlas bien con agua, sécalas un poco con papel de cocina y sumérjelas en clara de huevo y, a continuación, en azúcar blanco. La idea es cubrirlas sin formar pegotes.
Los pegotes los puedes quitar con los dedos simplemente.
Déjalas secar junto con las rodajas de limón en la hoja de papel de horno, tardarán unas 24-48h, ¡justo lo mismo que lo que tarda un buen bundt cake en estar en su punto óptimo!
A la hora de servir, al día siguiente, prepara la glasa.
Pesa el azúcar glace (80 g) en un cuenco, añade el zumo de flor de saúco (15 g ) y mezcla con una cucharilla hasta que la glasa quede lisa y homogénea.
Extiéndela sobre el bizcocho y decora con las rodajas de limón y las flores escarchadas.
 Si no tirnen saúco, puedes cambiar por una infusión de flores blancas endulzada (jazmín, azahar, etc.)
 Publicado por la cheff