Qué es el amor sagrado, por Lidia Nester

Apenas lo viste sabías que era para ti. Sentiste que se conocían, la conexión fue instantánea. Fue una atracción completa, total y absoluta. Ambos se complementan y en muchos aspectos hasta se parecen. Si tal es el caso, puedes estar experimentando algún tipo de amor sagrado.

El amor sagrado es una manifestación de las almas evolucionadas, que sucede cuando dos almas se encuentran en este plano para cumplir una misión trascendental. El amor sagrado se manifiesta en leyes vinculadas con la resonancia y la sincronicidad. Existen tres tipos de relaciones que se establecen desde este plano: Las parejas cósmicas, las almas gemelas y las flamas o llamas gemelas. A continuación describiremos las particularidades de cada una de ellas, a ver con cuál te identificas.

Las parejas cósmicas, son hombres y mujeres que llegaron unidos a la tierra hace miles de años con el fin de cumplir una misión en el desarrollo evolutivo de la humanidad. Después de varias encarnaciones, al haberse perfeccionado lo suficiente, se reencuentran en cuerpo, mente y espíritu para retornar juntos al Padre.

Las almas gemelas, son almas que antes de reencarnar se dividieron, en dos, tres o cuatro partes. Puede ser que en una vida se reencuentren para aprender algo de la otra o complementarse para facilitar ese aprendizaje. No necesariamente tienen que ser parejas románticas, pudiendo manifestarse como padres e hijos, otro tipo de familiares o hasta amigos. Es posible encontrarse a más de un alma gemela en la vida. Puede ser que almas gemelas se encuentren para cumplir misiones específicas, como ayudarse a superar trances difíciles, por ejemplo y luego continúe cada una su camino de evolución y desarrollo. En cada encarnación pueden reencontrarse en diferentes roles para seguir creciendo.

Las flamas o llamas gemelas también fueron una antes de encarnar, por lo que provienen de la misma en polaridad masculina y femenina. Se unen para vivir el amor, anclando Luz en la Tierra para crear el Nuevo Mundo a partir de éste. Son por lo tanto el amor más fuerte que se vive. La flama gemela es una sola. Cuando las flamas gemelas se encuentran, viven a plenitud la dualidad como parte de su proceso de aprendizaje, y enfrentarán los retos que hagan posible esa experiencia, hasta trascenderla y sentir la verdadera unión. Para alcanzar este nivel, las almas deben haber alcanzado cierto nivel de conciencia. Ya no se vive el amor desde la emocionalidad, sino como conexión álmica en un plano espiritual. El propósito de las llamas gemelas es asistir en la ascensión / transformación de la Tierra al ayudar a purificar energías inferiores, elevando el nivel vibracional de la humanidad.

Ninguna de estas relaciones garantiza una unión perfecta o armónica, al contrario. Recordemos que vienen a transformar nuestra alma profundamente y esto sólo se logra a través del aprendizaje, y que el mayor aprendizaje se logra a través de los sentimientos. Así que si te reconoces en cualquiera de estas relaciones, prepárate, te espera un camino intenso, lleno de vivencias transformadoras, tras lo cual jamás volverás a ser el mismo.

 

VIVE EL Amor, Sé el Amor,

LUZ Y PAZ PARA TI.

LIDIA NESTER

Especialista en Medicina Complementaria y Alternativa

Maestra Terapeuta Holística

Spiritual Coach

 

Para información sobre terapias a distancia en cualquier parte del mundo, cursos y talleres sígueme por

http://www.lidianester.com/,

https://www.facebook.com/lidianesterint

https://twitter.com/lidia_nester

Deja un comentario