¿Qué comemos el el carnaval de América?

Cuando de carnavales se trata, sin duda el de Brasil es el que mayor importancia tiene en el mundo,, la feijoada se convierte en el plato para reponer fuerzas en las largas jornadas carnavaleras. Este plato de frijoles negros se convierte en el auténtico rey gastronómico; se puede encontrar en cualquiera de los puestos callejeros que inundan las ciudades brasileñas.

Asimismo, Brasil posee otras recetas que conquistan los paladares de los miles de turistas que visitan durante estos días. Tal es el caso del fricasé brasileño, un guiso en el cual los alimentos se fríen con huevos batidos y se condimentan con limón y perejil.

Además, durante los pasacalles y desfiles es normal encontrar los salgadinhos o aperitivos: bocados que suelen ser croquetas de mandioca, muslitos de pollo o el tradicional pan de queso.

Pero, sin duda, lo más consumido en Carnaval por los brasileños es el agua de coco para curar la resaca.

El puchero y el sancochado son platillos típicos peruanos de Carnaval, así como lo son el paiche con yuca y plátano, acompañados por una ensaladilla de cocona, cebolla y pimientos.

Todo se sirve en una bandeja, y cada uno lo va cogiendo lo que se le antoja, pues las madres no tienen tiempo porque están muy ocupadas bailando y disfrutando.

En Argentina imperdible su popular chicha, en Ecuador y Colombia va variando la gastronomia del Rey Momo.

En Guaranda, capital de la provincia ecuatoriana de Bolívar, vive en estos días “Fiesta Mayor” y es en la calle donde se pueden degustar sus platillos más simbólicos.En esta ocasión las carnes, sobre todo la del cerdo, son las que servirán para cocinar la estrella gastronómica carnavalera: el “mote con fritada”, un plato de carne de cerdo cocinada en agua y zumo de naranja con comino, ajo, cebolla, sal y pimienta y acompañado de mote (maíz tostado).

Durante el carnaval de Barranquilla, las calles se convierten en un festival de colores y aromas que nacen de los puestos callejeros que venden sancocho, plato casi oficial, arepas de huevos o fritanga de cualquier carne.

La Feijoada, el plato nacional brasileño, se convierte durante estos días en un aliado para continuar la fiesta.

En los carnavales argentinos lo más típico es el choripan, una especie de hot dog, pero con chorizo criollo. Se vende en carritos que están en todas las esquinas. La carne asada, en general, es lo más típico en torno a lo que se reúne más gente.

También destacan el “chipá”, un pan de queso, los asados de carne o el “matahambre” (también plato de carne). Como dulce, destaca la “masa morra”, plato típico del norte que se rememora en fiestas como carnaval.