GASTRONOMÍA

Ola la la la Tostadas francesas para el bruch del domingo, tres chic !

tostadas-francesas-2tostadas-francesas-3Estas tostadas francesas  son una autentica delicia. aunque en las tierras de la Marsellesa comen algo similar llamado “pan perdiu”, o sea, “pan perdido”. Les contamos cómo  se preparan, teniendo pendientes que existen infinitas variantes.

Si bien las tostadas francesas tienen puntos en común con las afamadas torrejas o torrijas españolas, no se trata de lo mismo, ya que éstas últimas se fríen en aceite. La idea es poder reciclar el pan de un par de días que ya es incomible y convertirlo en un genial desayuno.

Ingredientes:

Pan (de cualquier tipo, pan de molde o francés, y si es viejo ¡mejor!)

Leche (cantidad necesaria)

Huevos (según cantidad de rebanadas de pan)

 Vainilla, canela, azúcar, azúcar impalpable (si las quieren dulces)

Mantequilla (según cantidad de rebanadas de pan)

Cambures (opcional)

Fresas (opcional)

La idea es tener los panes que tengan a mano y que ya estén duros, el truco es tostar las rebanadas un poco de cada lado, para que se endurezcan y que al mojarlas en la mezcla no se rompan.

La cosa es así: toman un bowl y allí agregan los huevos y la leche.

Para cuatro o cinco rebanadas de pan, uso un huevo y una taza de leche, más o menos. Si veo que me resulta poco, le agrego un poco más de leche. Si hacen más de cinco, suman otro huevo y un poco más de leche y listo.

Una vez que tienen los panes (cortados en rebanadas o como prefieran) y la mezcla, calientan la sartén o la plancha (donde les quede más cómodo) y agregan una cucharada  de mantequlla.. Sean generosos con la mantequlla, pero no abusen, entonces dejan que la grasa se derrita sobre toda la superficie y ahora sí, toman un pan, lo sumergen en la mezcla y lo colocas  sobre la  sartén. Van a escuchar ese maravilloso ruidito del huevo que comienza a cocinarse. A fuego medio, unos dos minutos de cada lado. La idea es que se doren y que el huevo se cocine.

Acomoden todos los panes que puedan sobre la plancha y así como vayan sacándolos, consúmanlos, porque lo mejor es comerlas calentitas. A quienes les gustan saladas, pueden untarlas con queso blanco o echarles cuando las dan vuelta un pedacito de queso, para que se derrita con el calor, o incluso jamón crudo o cocido, como lo comen los ingleses.

hay muchas maneras de servirlas. Por ejemplo, yo suelo cortar el pan lactal al medio (antes de tostarlas), untar una tajada con dulce de leche  y agregarles cambure cortados en redondelitos, y si también tengo, frusas fileteadas. La cierro y me queda un sanduchito. Encima le  añado un poco de azúcar.

Los yanquis, , suelen agregarles azúcar mientras las cocinan, y después las decoran con azúcar impalpable. Las comen con mantequilla de maní, mermeladas, y todo tipo de frutas. Incluso muchos arriba le echan crema.

 

 

Deja un comentario