BELLEZA ENTREVISTANDO A...

Luigi Bovanini el peluquero estrella de Venezuela, un estilo chic a través de décadas

Luigi, él dice que no lo es, pero todos sabemos que es el mejor peluquero de Venezuela, su estilo, elegancia  y el secreto de mantener su estilo chic a través de tantas décadas, así lo avalan.

La peluquería de lujo en Venezuela ha tenido en él, uno de sus grandes exponentes, pasar por su estudio, no solo un placer, un honor, Luigi Bovanini el rey de las tijeras en nuestra tierra, un hombre lleno de simpatía y encanto, de bondad y generosidad y un gran profesional de la peluquería. Gracias por concedernos esta entrevista tan hermosa.

Mecánico o barbero… mejor peluquero

De pequeño quería ser arquitecto, geometro en italiano. Llegó a Venezuela sin cumplir aun los 15 años y ya hace más de 60 años de eses momento.

Luigi Bovanini

Al llegar al país sus padres le dijeron “¿qué quieres hacer? esta es una tierra de trabajo y tienes que trabajar”. Le gustaba ser barbero o mecánico, su padrino le habló de ser peluquero, dado que también le gustaba la arquitectura y todo lo creativo, así que esta fue la profesión que tomó.

Comenzó de ofice boy en una peluquería “la mejor manera de aprender fue esa, porque pasé por todos los departamentos de la peluquería”.

 

Un hombrede buenas y duraderas amistades 

Su primer jefe, un italiano llamado Humberto, mantuvo con el contacto hasta su muerte hace un par de años. Del mismo modo tuvo un jefe llamado Pierre y Eduard Grusca reconocidímo peluquero y el de más categoría para el momento en Caracas, quien lo llamó para ser su químico cuando solo contaba con 17 años.  Así mismo mantiene hasta el día de hoy contacto con Giusepe, su otro jefe de esa época, con quien lo une una gran amistad.

¿Cuándo tuviste tu primera peluquería?

Mi primera peluquería fue con Giusepe, el Instituto Italiano de Belleza, ubicado en Los Cedros. Trabajamos casi 4 años juntos hasta que él quiso vender el negocio y yo de lo compré. De allí lo tuve desde el  desde el 1° de Septiembre de 1962 hasta  el 16 de Agosto de 1968, que me mudé para Chacaito y puse la primera peluquería Luigi Alta Peluquería.

Sede en el C.C. El Recreo

 

¿Cuántas Luigi Alta Peluquería son ya?

Hoy en día son 4, pero llegué a tener 11. Llegaron a ser 3 en Miami y 8 aquí en Venezuela.

¿Qué lo primero que ves cuando llega una mujer a tu peluquería?

La cara y cómo está. Eso te indica mucho, a veces vienen personas muy mal arregladas y entonces allí no te puedes hacer una idea, pero por ejemplo yo al ver a una mujer sé lo que le gusta y sobre eso trato de darle un aire un poco más moderno, un aire un poco más cálido y así, si vas pata todos los días un bonito color, un bonito maquillaje. Si vas  una ocasión especial, ¡tiene que ser especial!

¿Qué te inspira cada día?, ¿algún color, música, aroma?

Dios. Que me da la fuerza todos los días, yo le doy gracias por venir a trabajar, porque puedo trabajar un día más y ya van más de 60 años.

No tengo color, no tengo nada, bueno, el afecto de la familia, el amor, el amor de mi señora, de mis nietos, de mis hijos, todo eso sí, pero sobre todo cuando amanezco siempre digo “Gracias Dios mío” yo veo a la ventana, veo el tiempo, llueva, relampaguee, si estoy aquí, si estoy en Europa, si hace nieve, si hay una tormenta o lo que sea, siempre doy gracias a Dios por haber despertado y poder hacer algo hoy positivo, porque puedo hacer algo.

Y qué sientes de casos como este de nosotras, tu haz peinado a mi abuelita, haz peinado a mi mamá, me haz peinado a mí por años y ahora pudieras hacerlo con mi hija, 4 generaciones en tus manos. ¿Te ha sucedido esto mucho?

No mucho, pero si ha sucedido unas cuantas veces y las he tenido aquí dentro del negocio, hasta 5 generaciones para un matrimonio de la tataranieta, peinaba a la tatarabuela, bisabuela, abuela y madre para la boda.

Y en mi misma familia 4 generaciones peiné yo. Mi abuela, mi madre, mi hermana y mi sobrina.

Las herramientas del maestro

 

Para los lectores de Todo lo Chic, qué consejo les darías.

Si son profesionales que lo hagan como yo lo hice, creo que es la mejor forma, creo, por lo menos a mí me fue muy bien. Hay otras personas que lo hacen diferente y también les va bien.

Si son público en general, que hagan el trabajo con amor, que lo quiera hacer, que no se sienta obligado, que no tenga una cara larga por estar en el negocio, menos en cosas de belleza, eso no se concibe.

Tú puedes ser serio, yo soy muy serio, pero soy serio por naturaleza porque el trabajo es una cosa seria, no es un juego. Y por sobre todo espero que hagan las cosas con mucho cariño, con mucho amor.

 

¿Crees que la venezolana se ocupa suficientemente de su cabello?

Si, la venezolana se ocupa mucho de sí misma en todo. Venezuela y México son los países en el mundo donde en el cuchitrile de peluquería más pequeña, hay una manicurista por lo menos, cosa que en otros países no hay.

Pensar que el servicio de manicure llegó con las españolas y pese a eso aquí se desarrolló de tal forma que hoy la manicure venezolana es reconocida en todo el mundo, por encima de Europa.

¿Qué está ahorita en tendencia?

En Venezuela el cabello cambia muy poco, la mujer tiene una vocación de Miss desde que nace. Desde que nace la mamá quiere que sean Misses, las mamás son Misses, las abuelas son Misses, la mujer es una Miss desde que nace. Y nosotros hemos hecho un estereotipo de mujer con el cabello largo, Osmel logró esa imagen, hay que decir las cosas, a Cesar lo que del Cesar, y todas quieres ser como las Mises.

Como la este año, la del año pasado, la del año que viene y de la futura.

Se lleva el cabello corto por supuesto, hay mujeres que necesitan más practicidad en su vida entonces llevan el cabello corto, porque un cabello corto te resuelve  el no tener que usar secador. Se puede usar un poquito de gelatina o de espuma para dar un poquito de forma y así estas arreglada durante el día.

Independientemente de la belleza estereotipada,  que las mujeres quieran ser Miss y que lo que importa es la belleza que se lleva dentro, que es una gran verdad, la mujer es siempre una Miss. La mujer es una Miss en su casa, para su familia, es la Miss de su marido.

¿Eres un italiano con el corazón venezolano?

No, soy venezolano sobre todo.

 

 

Junto a Norah, su clienta desde los 17 años

 

Acompañado de María Beatriz

 

 Por: María Beatriz Frías Muñoz y Norah Frías- Muñoz

Deja un comentario