ARTE & CULTURA EL RINCONCITO VENEZOLANO

La navidad en Venezuela, alegre y llena de detalles


La navidad Venezolana es la época más esperada y celebrada del año. Dentro de ella se encuentran una gran variedad de manifestaciones folclóricas, gastronómicas, musicales y religiosas muchas de ellas provenientes de muchos países, las cuales han adquirido, características propias en cada una de nuestras regiones.

La temporada navideña no tiene una fecha de inicio puntual. Ya desde finales de octubre y principios de noviembre empezamos a escuchar y ver un gran despliegue de publicidades «nevadas» y decoradas con el sonriente y barbudo San Nicolás. Es una voz popular la expresión «ya llegó Pacheco» en referencia a las bajas de temperaturas.

Toda lo anterior viene acompañado de un fondo musical de gaitas que con su ritmo contagioso y temas populares, han sustituido de alguna manera, a los acostumbrados villancicos españoles y los tradicionales y familiares aguinaldos. La mezcla de todos éstos elementos foráneos y criollos configuran la navidad «a la venezolana» particularmente entrañable y sobretodo muy alegre.

Después de esa entrada «publicitaria» van haciendo su aparición las ventas de los productos para la preparación de nuestras deliciosas hallacas protagonistas de la temporada, del pan de jamón y las bellas e inimitables figuras para montar nuestros «nacimientos» o pesebres. En éste punto cabe resaltar el ingenio y creatividad del venezolano, quien en su empeño de mantener viva tan bella tradición, hace uso de los más diversos elementos para realizar unos nacimientos muy originales. También y para gusto de todos, se mantienen y se hacen los nacimientos típicos y tradicionales, sin añadidura de elementos extraños o demasiados exóticos.

Los tradicionales «patines» llegaron a nuestro país en los años veinte como pedido de los comerciantes que vieron que éste medio de comunicación aligeraba el transporte de sus mercancías en esa época tan complicada. Posteriormente su uso se popularizó y formó parte de las actividades dicembrinas llamándoseles «patinata» .

Una tradición que debemos mantener, y hasta ahora lo hemos logrado, es la «hechura» de nuestra hallaca, pan de jamón y dulce de lechoza. Es una ocasión única, donde todos «los de la casa» comparten y participan. En ese quehacer, aparte de la propia realización de las hallacas, alegramos el momento con música, llegada de amigos que vienen a «ayudar», con bebidas como refrescos, ponche crema, etc. Normalmente, la persona de más años dicta «pauta» y al momento de comerlas no podemos dejar de decir.. …» la mejor hallaca es la que hace mi mamá» …

Paralelamente, la música de navidad de todo tipo y los últimos títulos de moda mezclados con canciones tradicionales y las «viejitas y conocidas», «inundan» la radio.Haciendo una breve historia podemos decir que, hasta cierto punto, la Navidad Venezolana nos vino de España y con el tiempo, esa festividad, adquirió una representación y forma muy nuestra …a la venezolana.

Sus costumbres religiosas se unieron a nuestras costumbres indígenas propias de cada región creando o dando lugar a lo que popularmente llamamos, Navidad Andina, Navidad Oriental, Navidad Caraqueña y Navidad Llanera. Fin de Año: El 31 de Diciembre tenemos la costumbre del Abrazo de Año Nuevo, entre fuegos artificiales, pitos, matracas y luces de Bengala, que lo iniciamos apenas oímos el famoso «cañonazo», que de verdad no se oye si no estamos cerca del Museo Histórico Militar.

La fecha de inicio de nuestra navidades se marca con el encendido de La Cruz del Ávila. Se enciende el 1 de Diciembre y se apaga el 6 de Enero, el Día de Reyes. Mide 37 metros de alto y 18 de ancho. Está ubicada en cerro Ávila, en el sector de Fila de Papelón. La primera vez que se iluminó fue en la Navidad de 1963.

En el estado Zulia el comienzo de las «gaitas y el ambiente decembrino lo marca la Fiesta de la Chinita, la patrona de los maracuchos o marabinos y de allí en adelante todo el mundo empieza a gaitear y festejar.

En los estados Bolívar, Anzoátegui, Monagas y Nueva Esparta, durante todo Diciembre se organizan fiestas callejeras con representaciones animalísticas que se denominan «diversiones populares», donde los participantes se trajean típicamente y representan escenas de la vida diaria, en particular las que tienen que ver con la caza y la pesca. En nuestro recorrido navideño venezolano nos encontramos que en todas las regiones, apartando sus fiestas típicas regionales, se conserva y se mantienen vivas las tradicionales misas de aguinaldos, las patinatas, los arbolitos, los nacimientos, las gaitas y aguinaldos, los regalos y sobre todo la hechura de las protagónicas hallacas.

Deja un comentario