La Lipidosis Hepática en mininos, gatos que se ponen amarillos

suele darse en enfermedades crónicas (de curso de varios días) o enfermedades agudas pero que tienen el común denominador de que los gatos sufren de anorexia (no quieren comer) o hiporexia (comen pero en cantidades insuficientes) durante varios días.En algunos gatos, la anorexia es la causa de esta condición. En otros, es el resultado de ella. El 90% de los gatos que la sufren, previamente presentaban algún grado de obesidad.

El 90% de los gatos que la sufren, previamente presentaban algún grado de obesidad.

La Lipidosis Hepática es la enfermedad de hígado más frecuentemente diagnosticada en gatos, seguida de la Colangiohepatitis.Lo que sucede aquí, en resumidas cuentas, es que por una condición dada, existe un aumento en el retorno de lípidos hacia el hígado, el cual no sintetiza demasiado hacia circulación. Esto hace que, entre otras causas moleculares, se deposite la grasa en el hígado (muy parecido al Hígado Graso del ser humano), lo cual hace que éste no funcione adecuadamente.

Se ve un agrandamiento clínico palpable del hígado, un aumento violento de la circulación de bilirrubina, lo cual hace que un signo clásico sea la ictericia (color amarillo de mucosas, ojos e incluso piel). Hay una manifiesta pérdida de peso, deshidratación y prolongamiento de la anorexia, lo cual hace que el cuadro se convierta en un círculo vicioso.La circulación de la bilirrubina por el organismo tiene un carácter de cierta toxicidad, por lo que el paciente debe ser estabilizado y observado en hospital durante un tiempo prudente, hasta que se vea una evolución realmente positiva del cuadro.

Es vital, ante cualquier sospecha llevar a nuestro gato al veterinario, una voz profesional siempre sabrá actuar adecuadamente.

Nota:

Evitar que los gatos coman perrarina, la comida para perros está completamente prohibida en la dieta de todo gato. Las necesidades alimenticias de un gato son completamente diferentes a las del perro. Los gatos requieren niveles más altos de proteínas que los perros, así como taurina, tan necesaria para los gatos en su dieta, es un elemento que los perros no necesitan porque su organismo lo sintetiza.

Deja un comentario