La celebración de la Pésaj, la Pascua judía

Para la religión judía, la Pascua (también conocida como Pésaj por su nombre en hebreo) es una festividad solemne que celebra la libertad del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto, relatada en el libro del Éxodo, en el Antiguo Testamento de la Biblia.

Como tal, es una de las festividades más importantes del calendario hebreo y se extiende durante ocho días, a partir del día 15 del mes hebreo de Nisán, que en nuestro calendario moderno correspondería a la última parte del mes de marzo y la primera del mes de abril.

La celebración consta de una serie de ritos hogareños, como el séder Pésaj, en los cuales se conmemora no solo la liberación del cautiverio de los judíos, liderada por Moisés, sino también la transformación de su conciencia como nación libre y dotada de una ley.

Durante la Pascua, está prohibida la ingestión de alimentos con cereales o fermentados con levaduras.

Para esta festividad, la casa es sometida a una rigurosa limpieza en la cual se aprovecha para tirar a la basura toda la levadura.

Con esto lo que se pretende es emular las condiciones del pueblo judío, el cual, debido a que partió a toda prisa, no tuvo tiempo de dejar leudando el pan para la travesía.

Fuente: significados.com