BUENOS MODALES

La caridad, la generosidad, son ejemplos claros de tener buenos modales

La generosidad y la caridad del ser humano son los hábito de dar o compartir con los demás,  como virtudes.

La generosidad es un valor o rasgo de la personalidad caracterizado por  ser parte de los mejores modales y la más exquisita educación..

Generosidad es un concepto que procede del latín generosĭtas y define a  la inclinación de dar y compartir por sobre el propio interés o la utilidad propia.

Quien es generoso y caritativo demuestra que ha sido bien educado, si una persona  demuestra a través de su conducta normal y sus actos ser proclive a la generosidad y la caridad, demuestra con ello, que posee valores humanos importantísimos y ha sido educado dentro de un círculo familiar donde los auténticos valores prevalecen, en definitiva, son personas muy bien educadas.
El que educa en valores es el que ha entendido realmente que es la buena educación y como se pueden tener bueno modales.

La personas generosas, desprendidas, son por lo general personas con una gran nobleza humana, saben compartir y aprendieron  que al ser dadivosos, son mejores personas., son seres útiles a la sociedad y saben vivir como se vive en grande, por que amigos queridos, el que vive en grande es aquel que está lleno de valores de todo tipo, el que no posee estos valores, solo puede vivir en chiquito, y siempre será una persona mínima,

Es importante ser generoso pues esta virtud es una cualidad significativa en las personas, ya que  las personas que ayudan y dan lo que tienen a los demás sin esperar nada a cambio son definitivamente las mejores personas.

Generosidad es aquella virtud que nos lleva a pensar y actuar hacia afuera, en favor de otras personas sin esperar nada a cambio. La generosidad  es contraria a la mezquindad y a la  tacañez de alma.

La generosidad es una virtud muy importante que  frecuentemente, asociamos en exclusiva con el plano económico como si solo fuese posible ser generoso economicamente, el que no es generoso en una cosa jamás lo sera en otra.

Siendo  una de las virtudes más importantes e inherentes al ser humano, la caridad con la  generosidad, su prima hermana,  pueden ser descritas como la actitudes en las que puede uno  darse  en cada acto de nobleza, que sintamos hacia los demás.

Definitvamente, no se puede ser educado sin ser generoso y caritativo.

Por: Norah Frias-Muñoz