VARIEDADES

Juegos muy divertidos para los niños en casa

Llegan las vacaciones y los más pequeños están en casa, es hora de que se diviertan y pasen un buen rato, que mejor que con los siguiente juegos.

¿Qué será, será?

Se trata de tomar una gran bolsa y metee dentro diferentes objetos que encuentres por casa: un peluche, un marcador, una liga de cabello, una media, cucharas, modena, lo que se te ocurra que no sea sean punzante, ni pueda las timar en nungun momento. Venda los ojos de tu hijo y deja que vaya tocándolos uno a uno para ver cuántos es capaz de adivinar. Si juegan varios miembros de la familia, gana el que más acierte.

Stop

Sencillamente, alguien a un extremo y de espaldas comeinza a contar, 1, 2, 3, 4… y cuando quiere se interrumpe y grita stop, mientras los demás participantes van corriendo hacia donde el que cuenta, y deben quedarse «congelados» cuando digan stop. El primero que se mueva oierde y le toca ser el que cuente. Así sucesivamente todos se podran a corre nuevamente mientras el otro va contanto, antes de que diga stop.

Fui al mercado y compré…

Un juego ideal para poner a prueba la memoria de los más pequeños de la casa. Sentaditos en la sala, uno de los jugadores comienza diciendo “Fui al mercado y compré naranjas”; el jugador siguiente ha de añadir un producto repitiendo el anterior: “Fui al mercado y compré naranjas y lechuga”; “Fui al mercado y compré nranjas, lechuga y queso”; “Fui al mercado y compré naranjas, lechuga, queso y manzanas”… Los jugadores se van eliminando a medida que no consigan recordar lo que han dicho los demás.

¿Quién soy?

Escribe el nombre de personajes famosos y reconocibles para los niños en varias tarjetas: desde Mickey o la Sirenita para los más pequeños hasta Cristiano Ronaldo o Messi,   Pon las tarjetas del revés. Cada jugador cogerá una de ella y, sin mirarla, se la colocará en la frente –puedes sujetarla conun poquito de cinta adhesivam no miu fuerte para que no lastime la piel. Los jugadores solo podrán responder con “sí” o “no”. “¿Soy un futbolista”, “no”, “¿soy un dibujo animado?”, “sí”, “¿soy un pato?”, “sí”, “¡soy el pato Donald!”. Oueden fijar un tiempo máximo para adivinarlo o un número de preguntas.

 Pintar, colorear y dibujar

Así como leer cuentos o ver pelis, jamás pasará de moda. Al final de la película preg´ntale a tu hijo que entendió de ella y hablen sobre los personajes, así como de los los cientos leiods.

Con las pinturas o dibujos planifiquen una exposición, pegandolos por un rato a la pared en bonito orden, cual museo.

Señales luminosas

Cuando ya sea de noch o por lo menos este oscuro, antes de ir a dormir, apaga todas las luces y por  turnos, los jugadores cogerán una linterna y “escribirán” con ella una palabra o un número sobre el techo. El jugador que la descifre correctamente podrá escribir en el turno siguiente.

Deja un comentario