ASTROLOGÍA

Horóscopo general y energías astrológicas del Martes 28 de Julio 2015

zodiaco

Urano, el primigenio dios de los cielos, hijo de la Noche y del Caos, se ha puesto retrogrado en Aries. El es el responsable de los cambios subitos en nuestras vidas e incluso en nuestras generaciones. Es el planeta de las sorpresas y los cambios radicales, de las renovaciones y los mejoramientos. Y como Aries es un signo de fuerte caracter, ahora que esta retrogrado la energia puede hacernos pasar un bochorno o varios. Llego el momento en que las ideas revolucionarias que han estado en juego hasta ahora, empiecen a cambiar o a reformarse. Habra que comenzar a re-pensar en corregir defectos de base que pudieron funcionar pero que nunca lo hicieron. Es necesario que sepan que Urano rige las revoluciones de cualquier tipo. Por eso ahora no habra mas remedio que pegar parches, arreglar lo que nunca funciono y dar marcha atras como los cangrejos. Y esto lo vamos a ver mas claramente en los procesos de paz de Colombia, en la inexplicable reapertura de relaciones diplomaticas Estados Unidos-Cuba, en Rusia y Crimea y en otras tantas naciones, como China, que tendra que reformar todo su Sistema economico-financiero. Europa tendra que volver a estudiar su base economica y Francia, Italia y España tendran que andarse con muchisimo cuidado si quieren seguir existiendo como tales. Al estar Urano en conjuncion a Vesta pudieramos decir que, de momento, se pone al lado de los pobres, pero eso tampoco va a durar mucho. Marte, que anda por Cancer, esta cuadrando a Urano, con lo que la energia se nos sale del cuerpo y nos es dificil mantener un equilibrio sano. Lo mismo pasa a nivel politico, commercial y social. Y ojo con los accidentes, y se lo digo muy seriamente. La sorpresa y el peligro estan escondidos y agazapados para saltar en cualquier momento. En fin, que Dios nos coja confesados…. Lo mismo tendremos unos meses buenos y otros malos, pero que la cosa cambia, cambia. Y a todos los niveles. Veremos caer y veremos construir. Les deseo suerte.

Por: Emilio de Fortuny 

Deja un comentario