BELLEZA

Feromonas, el aroma de la seducción

¿Quién no ama ligar? ser seductor y atraer al sexo opuesto cuándo se desee. Si bien para lograr eso, se necesitan una serie de »elementos», sin beauty-1262240_960_720duda las feromonas hacen gran parte de la tarea, o al menos eso dicen.

Las feromonas femeninas y masculinas son partículas químicas de origen natural secretadas por personas y animales, cuya finalidad es la de atraer la atención del otro sexo.

Muchas casas de perfumes ofrecen »feromonas en su composición» aunque realmente no se trate exactamente que las contengan, más bien es un principio activo que al ser absorbido por la piel fomenta la producción de feromonas naturales por nuestro propio cuerpo.

Las feromonas no tienen olor perceptible. Son señales olfativas enviadas por un emisor y el receptor las procesa de forma inconsciente por el OVN (órgano del vómer nasal). El sistema OVN lo forman dos órganos sensoriales situados en la parte trasera de la nariz. Funcionan independientemente del órgano restante del olfato. El OVN es usado por el organismo solamente para la percepción de las feromonas. Los dos pequeños receptores que forman el OVN están directamente conectados al sistema nervioso; y la información olfativa pasa directamente al hipotálamo (centro de nuestro cerebro, donde están localizados nuestros instintos primarios y nuestras emociones); sin pasar por la corteza cerebral que es la que controla la parte consciente.

No podemos conocer el olor de los estimuladores sexuales o feromonas masculinas y femeninas, pero los percibimos por el subconsciente y reaccionamos por impulso