DE MISSES

Entrevista a Marisol Alfonzo Miss Venezuela 1978 por Tony Hidalgo  

El pasado domingo 02 de julio, tuve la oportunidad de reunirme con Marisol Alfonzo, quien gentilmente acepto mi interés de conocerla y entrevistarla  sobre su paso por el certamen de Miss Venezuela.  El encuentro se realizó en su casa materna donde su elegante madre la Sra. Josefina Rodríguez,  me dio la bienvenida.

MARISOL 1

Comencemos por  saber más sobre nuestra reina.

Marisol Coromoto  Alfonzo Marcano,  nació en El Tigre, Estado Anzoátegui, el 01 de mayo de 1957, bajo el signo Tauro. Es la mayor de tres hermanos. Para el año del concurso 1978, tenía 20 años de edad, media 1,72 m de estatura, Participó con una cirugía (rinoplastia), pero no estuvo satisfecha con el resultado. Sus medidas de busto, cintura y caderas eran 89, 62 y 90 cm, respectivamente, pesaba 54 kilos.  Era estudiante de sicología en la Universidad Central de Venezuela. Hablaba inglés perfecto.  Le apasionaba el arte en todas sus expresiones, se definía como una mujer conservadora, tranquila, sencilla y sobre todo romántica. Su hombre ideal tenía que ser, inteligente, culto, detallista, romántico y tierno.  Su hobbies eran el tenis y el golf.

Marisol ¿Qué significa para ti la belleza?

Es algo muy subjetivo y que varía de acuerdo con los gustos de cada persona. Admiro la belleza en todas sus manifestaciones.

A mi parecer Tú eres una mujer bella y culta.

Espiritualmente me considero  una mujer bella, intelectualmente soy culta y una cosa conlleva a la otra.

¿Cómo ingresas al Miss Venezuela 1978?

Recuerdo que era un día sábado del mes de noviembre de 1977, yo estaba aquí en mi casa era uno de esos días que no tienes nada que hacer o por lo menos nada importante. Pues bien ese día que el ocio se adueñó de mí, quería hacer algo diferente y casualidad que comencé a leer una revista, en ella había  un artículo sobre las primeras cinco candidatas inscriptas en el certamen de Miss Venezuela 1978. Decidida me pare del sofá le dije a mi mamá, que me acompañara porque quería inscribirme en el concurso. Ella no me creyó,  no me hizo caso. Una hora más tarde se lo repetí, pero igual no le dio importancia. Espere hasta el día lunes, me decidí a ir sola cuando mamá vio que era en serio, entonces decidió acompañarme a las oficinas de OPPA. Ya estando ahí, me observaron, firme mi contrato de inscripción y me asignaron la representación del Estado Guárico.

¿La prensa te llamaba, La Miss del Jet-Set?, ¿Qué nos puedes decir sobre ese titular?

Después de mi inscripción, fui la primera sorprendida que la misma gente de la prensa mucho antes de llegar la final del concurso me diera como favorita.  En cuanto a la miss del Jet-Set, esa definición la hizo la misma prensa, recuerdo que me daba risa esos titulares,  a los  cuales yo respondía “soy simplemente la candidata del Estado Guárico, no pretendo ser otra cosa en estos momentos”.

¿Cómo fue tu preparación dentro del certamen de Miss Venezuela 1978?

Yo comencé con Josefina Torres, como mi profesora de pasarela, pero Osmel Sousa, quien fue mi asesor decidió cambiarme de profesora y me envió con Maritza Pineda (Miss Venezuela 1975), también me cambio al maquillador y peluquero. Osmel se encargó de buscar al mejor equipo de la época para que se encargaran de mi imagen.

¿Tu vestuario fue uno de los más bellos y elegantes del concurso, todos fueron tuyos o fueron prestados?

Me alegra saber eso, la selección de mi vestuario fue decisión de Osmel y mi mamá Josefina Rodríguez. Ellos se encargaron de todo lo referente a mis trajes y sus accesorios.  El vestido de la presentación a la prensa fue color blanco bordado en pedrería diseño de Piera Ferrari, la pulsera y zarcillos utilizados esa noche fueron traídos desde Nueva York, con unos amigos de mi mamá, porque a Osmel no le gustaban ninguno de los que tenía .

Mi traje de gala Osmel me lo diseño y la Señora Alpha Saboine, comenzó a confeccionarlo, pero ella tuvo complicaciones para su elaboración  y lo termino la diseñadora Piera Ferrari, se utilizaron maravillosas plumas de avestruz en tonos rosados en degrade,  traídas de Paris. La parte superior era bordada en pallet y pedrería lo acompañe con un chal de plumas.

El vestido utilizado en el opening del certamen, si fue prestado era de Antonieta Scannone, amiga especial de Osmel.

¿Llego el 28 de abril de 1978, día de la elección, que sentiste ese día? 

Nervios, deseos de hacer todo bien, aunque la prensa siempre me señalo como favorita, yo siempre vi a Patricia Toffoli, Miss Falcón y a María Trinidad Araya, Miss Aragua, como las candidatas más cercanas al triunfo.  Esa noche tenía que poner en práctica todo lo aprendido, seguir paso a paso las indicaciones de Osmel y Maritza, para cada desfile. Recuerdo que para el desfile en traje de gala lo indicado por ellos era, dar vueltas y vueltas,  mover el cabello. Osmel quiso que utilizara los famosos zarcillos de coral rosado, que ya antes habían utilizado algunas misses que llegaron a ganar el título. Todo lo tenía planificado.

¿Después de tu elección como Miss Venezuela, el Club de SubOficiales, se convirtió en un hervidero de emociones, como te sentiste?

Ciertamente esa noche, surgieron comentarios por parte de algunas misses y sus familiares, no voy a negar que me embargo una tristeza y una decepción horrible nunca pensé que las muchachas con las que había compartido durante meses emociones, partes de nuestras vidas pudieran reaccionar de esa manera, tan ilógica. Gracias a mis padres y amigos de verdad, a la confianza y la fe, puesta en mi. A mis convicciones y el deseo de demostrarse a uno mismo que vales. No me afectaron esos comentarios.  Salí del Club de SubOficiales, y nos dirigimos a mi casa, poco a poco fueron  llegando la prensa, amigos y entre ellos comenzó la celebración.

¿Cómo fue tu preparación para el Miss universo?

La verdad nada como ahora, todo fue sencillo, seguir una dieta, gimnasia pasiva, buscar el vestuario adecuado,  no me toque el cabello porque Osmel no quiso, que me lo cortara. Solo se aclaro un tono, no lleve el vestido rosado porque sentía que era muy aparatoso para el Miss Universo, así que Pierra Ferrari, me confecciono uno color piel con aplicaciones color blanco y bordado en pedrería.  Mi traje típico fue un Liqui Liqui en color blanco y un sombrero pelo de guama.

¿Cómo fue tu viaje y experiencia en México?

Viaje a México el  01 de julio, desde que aborde el avión, todo cambio para mí. Al subir, ya la tripulación sabia quien era, me colmaron de atenciones durante todo el viaje. En ese mismo vuelo viajaron Miss Aruba y Miss Trinidad y Tobago. Cuando bajamos del avión, un ejército de periodistas  y fotógrafos nos acosaron, al mismo tiempo nos asignaron a nuestras chaperonas. Mi compañera de cuarto fue Miss Uruguay: María del Carmen da Rosa.  Por la altura de la Ciudad de México,  me desmaye en dos oportunidades, es que no me provocaba comer. Cuando me llevaron al médico, este me regaño y me ordeno  alimentarme, pero a mí, me provocaba era comer dulces y helados, lamentablemente engorde varios kilos.

¿Alguna anécdota del certamen universal?           

Tengo varias como por ejemplo, tuve la oportunidad de compartir con Miss Sudáfrica, Margaret Gardiner (quien gano el Miss Universo), su habitación estaba frente a la mía, una noche toco la puerta de mi habitación y me pregunto si no tenía algo de tomar, yo le respondí que solo agua, pero que podíamos pedir un refresco. Ella con mucha timidez me dijo que no, que tratara de recordar,  entonces comprendí  que se refería a un estuche de licor que me había ganado unos días antes, en un almuerzo ofrecido por una casa de licores. Me dijo que se sentía deprimida, le serví una copa de brandy,  nos sentamos a conversar y me conto acerca de su país, su familia, de ella, en ese momento me pareció una gran muchacha.

Otra muy hermosa fue un desfile en carrozas con nuestros trajes típicos por la Gran Avenida La Reforma,  me causo mucha gracia que a mi paso, me gritaba “La Doña”, “Doña Bárbara”. En muchos lugares me tocaban el “Alma Llanera”. Fue una experiencia hermosa y lo más significativo fue que por un mes deje de ser Marisol Alfonzo, para convertirme solo en Venezuela.

¿De tu paso por el Reinado Internacional del Café, que nos puedes contar?

OPPA, los dueños del Miss Venezuela, me invitaron a participar en ese concurso me agrado la idea, se preparó todo lo relacionado, para este evento si utilice el vestido rosado de plumas y el traje típico utilizado en el Miss Universo.  Viaje a Colombia en enero de 1979, viaje a las ciudades de Barranquilla y Manizales, fue otra alegre experiencia.

 marisol - copia

¿Qué actividades realizaste como Miss Venezuela?

Realice labor social con la Fundación llamada Ejército de Salvación, era la representación del Salvation Army Americano.  También trabajé con la Fundación del Niño, realice desfiles de modas y bazares benéficos, todo el dinero que se recaudo era para hospitales y escuelas.

¿Qué premios ganaste como Miss Venezuela?

Solo 50 mil bs, repartidos en 2mil bs, quincenal. En mi año no hubo carro como premio.

¿Qué conservas de una noche tan linda?

Con alegría puedo decir que casi todo, la escarapela con el número 10, que utilizamos en los desfiles, el traje de gala utilizado en la presentación a la prensa, el traje de gala utilizado en el Miss Venezuela,  el que utilice en el Miss Universo, el trofeo de la presentación a la prensa. La banda de Miss Venezuela, la de Venezuela que me dieron en el  Miss Universo y la del Reinado del Café.  También la banda de Miss Simpatía, que gane en el certamen de votación popular efectuado en septiembre de 1979, “Bella entre las Bellas”.  El traje de gala utilizado el día que entregue el título de Miss Venezuela, diseño y confección de Guy Melliet.  Lamentablemente el traje típico se me quemo, cuando el closet donde estaba se prendió en candela por un corto eléctrico.

¿Qué mensaje le envía Marisol Alfonzo, Miss Venezuela 1978, al pueblo venezolano?

Principalmente les envió un fuerte abrazo, acompañado de mucho cariño. Sabemos que nuestro país, está atravesando momentos difíciles donde se está buscando  lograr un cambio positivo para Venezuela, donde los joven y todas las personas que tengas sueños puedan hacerlos realidad.  Que no  pierdan la fe, ante Dios y que todos colaboremos para  recuperar  el amor entre nosotros  los venezolanos.  Gracias por estar pendientes de m, se le quiere.

 marisol 2

Marisol Coromoto Alfonzo Marcano, a través de su experiencia como Miss Venezuela, comprendió que la carrera de sicología, no era lo que le apasionaba como estudiante, así que cambio de carrera comenzó a estudiar derecho.   Se graduó de Abogado en 1985, egresada de la Universidad Santa María. Sigue felizmente casada y es madre de dos hijos, (varón y hembra).

Mi total agradecimiento a mi amiga Adriana Zekendorf, Miss Barinas 1977, gracias a ella se logró esta entrevista.

Por: Tony Hidalgo

Fotos: Tony Hidalgo

Sígueme en Instagram @Tonihidalgoa

Deja un comentario