El fabuloso Carnaval de Venecia y su historia

El famoso carnaval de Venecia, especial en todo el mundo por elegante y por su antigüedad, es para todos hoy en día el mas gran atractivos turistico de la ciudad y por esto, a quienes quieran participar, les conviene reservar con mucha antelacion. “Carna” “val” significa “adiós a la carne”… como su nombre nos lo da a entender, es un periodo de fiesta desenfrenada, excitante…muy alegre antes de que llegue la rigurosa cuaresma.

El carnaval surgió en el siglo XI y alcanzando gran popularidad en el siglo XVIII, pues duraba seis meses, desde el primer domingo de octubre hasta que empezaba la cuaresma. Totalmente una locura de fiestas y desenfrenos. En este periodo, los venecianos, de todas las clases sociales, se disfrazaban con unas capas negras, llamadas “tabarros”, y portaban escondiendo el rostro una máscara blanca a la que llamaban la “bauta”, y a partir de ese disfraz se desencadenaban y todo estaba permitido, las jerarquías sociales no se respetaban, el pueblo podía entrometerse en la aristocracia o burlarse de las autoridades. Venecia se transformaba en un auténtico escenario teatral donde los bailes, las canciones y el amor libertino eran los protagonistas. Con el tiempo, de estos sencillos trajes se pasó a auténticos disfraces, dando rienda suelta a la imaginación de cada quien , y se hacían vestidos muy diferentes entre sí, inspirados en los personajes de la Comedia Teatral, el más famoso era el personaje llamado “Mattaccino”. Con la industrialización, el carnaval fue decayendo y no se ha vuelto a recuperar hasta el año 1979, en el que un grupo de venecianos le volvió a dar a la fiesta el lujo de antes.

Hoy en día, la fiesta del carnaval empieza doce días antes de la cuaresma y termina el martes de carnaval: en este periodo el Ayuntamiento organiza grandes desfiles y bailes de disfraces a los que todos están invitados, desde los niños hasta los más adultos. Quien se haya podido comprar un auténtico disfraz, podrá ir al Florian, donde podrá posar para las fotos. En Venecia, los disfraces se venden durante todo el año, pero en carnaval se abren tiendas nuevas y en la plaza “Campo San Mauricio” montan una carpa donde los artistas muestran cómo se hacen las máscaras, que son auténticas obras maestras, y las venden, hay para todos los gustos.