El asesinato del Mariscal Sucre, sin piedad alguna

Todo ocurrio el 4 de junio de 1830, era un día viernes, muy temprano , era m horas de la madrugadam cuando  Antonio José de Sucre en compañía de una corta  comitiva, fué asesinado en la las montañas de Berruecos (Colombia) frontera  con Ecuador.

Cuatro cobardes  escondidos, mercenarios comprados para cometer tal vileza  cuando pasa la comitiva, grita: “¡General Sucre!”. voltea el  valiente Mariscal y en el acto suenan los disparos. Sólo pudo  decir: “¡Ay balazo!”, aseguran  , tendido en el suelom moribundo, su última palabra fue mencionar su amada ciudad natal, “Cumaná”.

Antonio José de Sucre, Militar, Político, filósofo, diplomático, estadista y gran escritor, El Gran Mariscal de Ayacucho, El Abel de Colombia, uno de los más brillantes estrategas y políticos que tuvo Simón Bolívar.

“Mi General:

Cuando he ido a casa de Vd. para acompañarlo, ya se había marchado.

Acaso esto es un bien, pues me ha evitado el dolor de la más penosa despedida. Ahora mismo, comprimido mi corazón, no sé qué decir a Vd.

Más no son palabras las que pueden fácilmente explicar los sentimientos de mi alma respecto a Vd.; Vd. los conoce, pues me conoce mucho tiempo y sabe que no es su poder, sino su amistad la que me ha inspirado el más tierno afecto a su persona. Lo conservaré, cualquiera que sea la suerte que nos quepa y me lisonjeo que Vd. me conservará siempre el aprecio que me ha dispensado. Sabré en toda circunstancia merecerlo.

Adiós, mi General, reciba Vd. por gaje de mi amistad las lágrimas que en este momento me hace verter la ausencia de Vd.

Se Vd. feliz en todas partes y en todas partes cuente con los servicios y con la gratitud.

De su más fiel y apasionado amigo,

de Sucre”

Antonio Jose de  Sucre, fué asesinado por serla espada más eficaz y leal de El Libertador, como años antes lo habia sido su pariente el General José Antonio de Anzoátegui   y por ende ser  objetivo principal a ser aniquilado por factores conspiradoresm de los enemigos del Libertador.. Ayer se conmemoró otro triste aniversario de la muerte de el venezolano ilustre y valiente, gloria de Venezuela.

Paz a sus restos.