HISTORIA

La casa del horror..Un espeluznante crimen sexual sobrecoge a Alemania

Una pareja de unos 40 años utilizaba anuncios de contactos para localizar mujeres que eran luego vejadas en su domicilio.

Una pareja alemana de aproximadamente 40 años de edad ha sido arrestada por torturar hasta la muerte en su casa a al menos dos mujeres. Una de ellas fue luego descuartizada y quemada.

Los investigadores de la Policía federal dicen que hay indicios de que torturaron a más mujeres en la vivienda que compartían, que ya ha sido bautizada por la prensa local como la «casa de los horrores».

La casa, ubicada en la localidad de Hoexter, en la frontera de Baja Sajonia con Renania del Norte-Westfalia, ha sido acordonada y los agentes buscan más pistas sobre los crímenes, que podrían ser muchos más.

Los detenidos, Angelika B. y Wildred W., localizaban a sus víctimas mediante anuncios en la prensa en la sección de contactos. Una de las víctimas, una mujer de 41 años, llegó hasta ellos mediante ese cauce y fue encadenada y apaleada, según el fiscal encargado del caso, Ralf Meyer.

Tras entrar en contacto con el hombre, la víctima decidió trasladarse a la casa y allí fue torturada repetidamente. La pareja decidió trasladarla de vuelta a su domicilio pero el vehículo sufrió una avería y terminaron llamando a una ambulancia. La mujer falleció horas después en el hospital, que alertó a las autoridades ante los signos de violencia que mostraba.

El suceso desembocó en el arresto de ambos y después la mujer confesó otros abusos. Según la detenida, actuó instigada por su pareja, que la tenía, según sus palabras, «hechizada». Ella misma habría sido objeto de malos tratos, según los investigadores. El arrestado, por su parte, negó su implicación en los hechos.

En la vivienda se habría cometido, al menos, otro crimen: otra mujer fue torturada y asesinada en 2014. Tras la muerte, el cuerpo fue troceado, quemado en el propio domicilio y sus cenizas fueron esparcidas en las inmediaciones. Como en el caso de la otra mujer, la víctima contactó con el hombre mediante un anuncio en el periódico y se mudó a la vivienda donde después sería maltratada. Tras su muerte, la pareja utilizó el móvil de la víctima para hacer creer a sus familiares que seguía viva.

Los investigadores, sorprendidos por la sangre fría de los dos detenidos, investiga si están relacionados con el hallazgo del cadáver de otra joven cerca de la localidad y si pudieron cometerse otros crímenes en la casa.

Deja un comentario

Translate »