Un granito de arena puede cambiar el mundo

be-511557_1280

“Sé el cambio que quieres ver en el mundo”- Ghandi.

¿Qué puede hacer un simple padre, estudiante, médico, maestro, ingeniero o contador para acabar con grandes problemas como la hambruna, la pobreza, la delincuencia o el narcotráfico? Muchas de estas personas creerán que no está en sus manos, que es necesario muchísimo dinero y poder para solucionar estos males sociales.

Fotografía: Brandon Stanton, en Humans of New York. https://www.facebook.com/humansofnewyork/photos/pb.102099916530784.-2207520000.1428333168./865948056812629/?type=3&theater
Fotografía: Brandon Stanton, en Humans of New York. https://www.facebook.com/humansofnewyork/photos/pb.102099916530784.-2207520000.1428333168./865948056812629/?type=3&theater

En realidad, el sólo hecho de ocuparnos de ser mejores personas puede hacer la diferencia. Por más insignificantes que parezcan, nuestras actitudes y acciones tiene el poder de inspirar a otros. Y por más pequeño que sea nuestro círculo social, esto puede desencadenar una serie de eventos que conduzcan a un cambio significativo. Aunque esto no es nada nuevo, a veces se necesita algo que nos recuerde la veracidad de estas palabras. Para eso, nada como la historia que tuvo lugar a comienzos de año en Nueva York.

Brandon Stanton es un fotógrafo conocido por administrar el blog Humans of New York (HONY). En este espacio, publica fotografías y cortas entrevistas que hace a diversos ciudadanos de la Gran Manzana. En enero de 2015, compartió una imagen de Vidal, un joven de 13 años que habita uno de los barrios más peligrosos de Nueva York. Al fotografiarlo, Stanton le preguntó quién ha sido su mayor influencia. Como respuesta, el joven nombró a Nadia Lopez, la directora de su colegio, el Mott Hall Bridges Academy (MHBA).

La foto fue compartida cientos de miles de veces en Facebook y más de un millón de personas le dieron “Me gusta”. Un par de días después de haber hablado con Vidal e intrigado por lo que éste había contado sobre su directora, Stanton acudió a la escuela a conocer al personaje. El arduo trabajo y el empeño que ponen no sólo Lopez sino todos los profesores del MHBA para educar a los jóvenes de Brownsville y mantenerlos alejados de la delincuencia fue mostrado a la inmensa comunidad virtual de HONY.

La mayoría de las historias que relataban los maestros tenían algo en común: la desidia de los estudiantes es uno de los principales monstruos contra los que deben luchar todos los días. A pesar del esfuerzo que hacían desde MHBA, la mayoría de los jóvenes sólo conocían la dura realidad del vecindario donde viven y pensaban que la violencia y la poca calidad de vida que allí tenían era lo único a lo que podían aspirar.

A Stanton le pareció que podía hacer más que publicar las entrevistas, dada la enorme atención que había despertado en sus seguidores esta serie de relatos. Fue así como surgió la idea de llevar a los alumnos del sexto grado a Harvard, con el objetivo de que conocieran otras realidades.

A través de una campana Indiegogo reunieron los cien mil dólares que se necesitaban para financiar el viaje por diez años. De hecho, las expectativas fueron superadas con creces: para el momento en que finalizó la colecta, habían recaudado 1.4 millones de dólares. Con el dinero adicional, se creó una fundación que otorgará becas universitarias a los egresados de la MHBA.

La conmovedora historia tuvo tal alcance que sus protagonistas (Vidal, Lopez y Stanton) fueron invitados a los programas Good Morning America y The Ellen Degeneres Show. Incluso los recibió el presidente de los Estados Unidos, Barak Obama, en la Casa Blanca.

La directora Lopez y los profesores de MHBA sólo se dedicaban a hacer su trabajo de la mejor manera posible. No tenían millones de recursos y su influencia se limita a estos estudiantes, no hay manera de que su mensaje le llegue a otros miembros del barrio, mucho menos al resto del mundo. Pero esos granitos de arena, aunque pequeños, han inspirado a muchos niños. Sin ellos, Vidal nunca hubiese comentado a Stanton sobre la directora Lopez y la recaudación de fondos ni ninguno de los maravillosos eventos que forman parte de este relato hubiese tenido lugar.

Por: Daniela Ramirez

Deja un comentario