Rasputín no ha logrado descansar

Según afirmaciones contundentes del pintor  Alexandre Dumchenko, quien habita la residencia  que en pleno centro de San Petersburgo  fuera la de Grigori Rasputin.

“El fantasma de Rasputín sigue estando aquí,  comenta  que a veces nos toca el hombro cuando transitamos por el pasillo”,  esta residencia es a veces  visitada hasta 400 visitantes por día.

 El amplio piso alberga hoy a tres familias, entre las cuales está la de Alexandre Dumchenko,  gran admirador del monje. “Yo quiero a Grichka (Grigori Rasputín).

Tengo algo en común con él: ambos venimos de una familia de campesinos, él de Siberia, yo del Ural”.

“Aquí, Grichka rezaba a Dios y recibía mujeres”, agregó Alexandre, que vive en el departamento junto con su esposa y su hija de 14 años.

“Los otros  vecinos ni siquiera les abren la puerta. Se consideran acosados por ese interés por Rasputín”,  dejan flores, retratos, objetos de todo tipo, y son personas algunas de ellas, rarísimas añadió.

Rasputín (1865-1916) tuvo una gran influencia sobre el Zar y la Zarina, fue asesinado el 16 de diciembre de 1916 por el príncipe Félix Yusupov.

Parece que también Macha,  la hija del pintor siente la presencia del monje , “Es nuestro vecino virtual. Nos hemos acostumbrado a su presencia invisible”.