Nada más rico que nuestra Ensalada de Gallina, siempre presente en la mesa navideña, sencillamente espectacular !

Su presencia en la mesa navideña es indispensable al lado de las hallacas, el pernil , pan de jamón y hasta del pavo !

Cada casa tiene su propia receta, tal cual las hallacas.

Le han añadido en algunos casos, manzanas, piñas, vainitas, espñarragos, cebollitas francesas y petit pois, tampoco falta quien le ponga nabos, uvas verdes e incluso aguacates, son variadas las recetas y todas deliciosas, aunque la base de ella, es la gallina, que ahora paso a ser muchas veces pollo, la mayonesa, las papas y las zanahorias.

Casi todo el país la prepara de una  misma manera. Ultimamente   muchos cocineros han intentado darle un toque asiatico,  con algunas adiciones como frutos secos, pasitas y hasta curry en el aderezo.

Otros entonces apelan a hacerla de un solo color y parten de ingredientes de color blanco, sustituyendo la zanahoria por batata, la verdad es que pese a estas fantasías gourmets de algunas personas, nuestra querida Ensalada de Gallina,  mantiene cierta fidelidad con la composición original.

Es que es un plato que no necesita refrigeración, al punto que la mayoría de los cocineros la preparan el mismo día, convirtiéndose en el único plato navideño que se deja para “última hora”, porque existe la creencia que rara vez soporta el paso de las horas sin agriarse.

Ingredientes:

1 gallina de 3 Kg. u ocho tazas de carne de gallina ya cocida y picada en trozos pequeños  Puede ser sustituido por varias piezas de pollo,
3 cda. de sal, 1 ajoporro, 1 cebolla grande
1 Kg. de papas peladas
2 1/2 cdita. de sal
Varias zanahorias , la mitad de las papas
1 lata de espárragos
1 taza de guisantes verdes
El jugo de una cebolla mediana
1 cda. de salsa inglesa
1/4 Taza de vinagre
2 cdita. de mostaza preparada
2 1/2 cda. de azúcar
1/2 cdita. de pimienta blanca
5 cdita. de sal
1 1/2 taza de mayonesa
sal al gusto

Se limpia el ajoporro, dejando algo de lo verde, y se corta longitudinalmente en dos. Se repite el procedimiento con la cebolla. Se limpia la gallina o el pollo, y se coloca entera en una olla de presión con el agua, la sal, el ajoporro y la cebolla.

Se lleva a un hervor y se cocina por 1/2 hora. Se retira del fuego. Se deja enfriar la olla para abrirla. Luego se saca la gallina y se pone a enfriar aparte.
Las papas, ya peladas, se cortan en cubitos de 1 cm., los espárragos se cortan en trozos de 2 cm., dejando algunos enteros para adornar. La zanahoria se pela y se corta en trocitos.
En una olla aparte se ponen las papas con las cuatro tazas de agua y las dos y media cucharaditas de sal. Se llevan a un hervor se cocinan de 5 a 10 minutos o hasta que ablanden, pero que queden aún firmes. Se escurren y se ponen aparte.
En otra olla se ponen las zanahorias con dos tazas de agua y una cucharadita de sal. Se llevan a un hervor y se cocinan por 25 minutos o hasta que ablanden. Se escurren y ponen aparte. Se le quita la piel a la gallina y se desecha. Se desmenuza la carne y se pone aparte.
Se prepara una vinagreta batiendo vigorosamente en un frasco el jugo de cebolla, el aceite, la salsa inglesa, el vinagre, la mostaza, el azúcar, la pimienta y la sal. En un envase grande, con una cucharada de madera, se mezclan la gallina, las papas, la zanahoria, el nabo, los espárragos, 1 taza de guisantes, la manzana y la vinagreta. Se revuelve muy suavemente hasta que todo quede muy bien mezclado.
Se le agrega y revuelve también la mayonesa.

Se coloca en una ensaladera, se alisa por encima y se adorna con los espárragos enteros, la taza restante de guisantes verdes.  Se enfría en la nevera, por lo menos dos horas, y se sirve fría.

 

 

 

Deja un comentario