Miel y vino tinto, la mascarilla más chic del momento

Si deseas agregar luminosidad perdida a tu rostro, si deseas vitalizarlo, aquí tienes la manera rápida y maravillosa de hacerlo, con poderosos anti oxidantes, grandes nutrientes, añades firmeza con sus especiales poderes anti envejecimiento.  La miel humecta a profundidad y activa la circulación mientras el  vino le  da firmeza y también limpia a fondo  los poros

Ingredientes

1 cucharadita de miel de abeja pura
1 1/2 cucharaditas de vino tinto
Debes mezclar muy bien el vino tinto con la miel que no hayan grumos.

Aplicas  una capa gruesa de la mascarilla en la piel completamente limpia. La dejas reposar de 10 a 25 minutos y  la retiras con agua tibia.

Finaliza aplicando una loción tonificadora y tu humectante.

No debes guardarla, la debes aplicar inmediatamente. En pocos minutos te asombrarás del efecto radiantes que luce tu piel.