Los detalles chic de la decoración nórdica

Blanco, madera clara, luz, mucho verde y por sobre todo sencillez. Esas son las claves de la decoración nórdica.

Color blanco

La decoración nórdica apuesta por el blanco para darle claridad y luminosidad a cualquier espacio, ya sea en el suelo, las cortinas o los muebles.Nada de paredes oscuras, telas con texturas y estampados recargados, la paleta de colores que predomina son los tonos pasteles, algunos grises y el beige, pero siempre reinando el blanco.

Madera

Los muebles suelen ser del color natural de la madera o blancos, pero sin lacar. Las imperfecciones de la madera no se esconden, al contrario, se acentúan para darle al mueble un toque natural y rústico.

Luminosidad

La decoración nórdica está inspirada en las casa de los países del norte de Europa donde no suele haber mucha luz durante el día y por ello aprovechan al máximo la luz natural colocando grandes ventanales.

Verde y naturaleza en general

Uno de los principios del estilo escandinavo es utilizar motivos decorativos que hagan referencia a elementos naturales. Y no nos referimos únicamente al uso de la madera, cualquier casa de estilo nórdico contará con texturas y materiales provenientes de la naturaleza. La mayoría de telas que se añaden en una estancia con decoración nórdica están hechas de algodón, lino o lana, todos textiles naturales. Además, tendrá miles de objetos decorativos con referencias a plantas y animales, además de contar con flores y ramos naturales en cualquier espacio de la casa.

DIY

La decoración nórdica apuesta por los muebles handmade. Es decir, la filosofía do it yourself y los objetos artesanales son la base de esta tendencia. Desde cajas de fruta pintadas para fabricar una estantería a un perchero hecho a mano con troncos.