ROYAL CHIC

LA BODA DE KATE Y WILLIAM, SIN DUDA UN ENLACE INOLVIDABLE

El 29 de abril de 2011 el mundo se detuvo con una de las bodas más esperadas desde la de Diana y Carlos, y es que se trataba nuevamente de una de las casas reales favoritas en todo el globo: el enlace del príncipe William y Kate Middleton hoy Duques de Cambridge, quienes tienen 3 hermosa hijos; George, Charlotte y Louis.

Pese a que tenían varios años de novios, el compromiso fue anunciado en noviembre de 2010 y la boda se celebró en abril de 2011, decir, tuvieron poco tiempo de compromiso oficial.

Su majestad, la Reina declaró ese día como festivo en todo el Reino Unido.

En este enlace que sin duda fue el más importante del 2011 hubo tres listas de invitados.

La primera, de 1,900 personas, para asistir a la ceremonia religiosa en la abadía de Westminister.

La segunda, de 600 invitados, para el formar parte del almuerzo de recepción en el Palacio de Buckingham presidido por la Reina.

La tercera, más íntima en la que solo 300 nombres figuraban, para la cena de gala oficiada por el Príncipe de Gales.

El vestido

Para esta inolvidable ocasión  el vestido de Kate Middleton fue diseñado por Sara Burton para Alexander McQueen. El atuendo se caracterizó por sus mangas largas, su escote recto, una cola de casi tres metros y una cobertura de encaje inglés.

Por su parte el príncipe William llevó un uniforme militar en color rojo, que representa el rango militar más alto, el de coronel de la Guardia Inglesa. Lució la insignia de la estrella de ocho puntas de la Ilustrísima Orden de San Patricio con el lema ‘Quis separabit?’ que significa ¿Quién nos separará?.