La avena, fabulosa como reguladora del peso y de los lipidos

Nos ayuda a regular el tránsito intestinal y consigue mantenernos saciados.

Resulta ideal para ayudarnos a perder peso con  facilidad  y también podemos combinarla con ejercicio físico que ayuda muchísimo., está considerada como uno de los  más inetresantes  cereales por  completa, estupenda para los desayunos, los almuerzos e incluso las meriendas ya que  se destaca su alto contenido de fibra, vitaminas, minerales y aminoácidos, contando  con  variedad de carbohidratos de absorción lenta que ayudan  a aumentar esa necesaria  sensación de saciedad que de forma positiva  no ayudará en el control de los niveles de azúcar en la sangre.

Aporta fibra  que actúa como regulador metabólico, siendo su  función la de mejorar la capacidad del organismo en  quemar las  grasas con más facilidad.

Perfecta además  gracias a la leusina, isoleusina y treonina, unos aminoácidos esenciales,  que tomñandolos con frecuencia  contribuyen a disminuir los niveles de colesterol malo (LDL) presente en la sangre y estimulan la función hepática para producir la lecitina que necesita el organismo para deshacerse con facilidad de los metales pesados y otras sustancias tóxicas.

Una ventaja que no podemos dejar de mencionar es que puede ser ingerida por personas con diabetes tipo 2 o aumentos en sus niveles de azúcar en la sangre. Si tu objetivo es adelgazar tendrás que tomar un vaso en ayunas durante, al menos, un mes seguido.

Como tomarla.

1 taza de avena (105 g)
2 litros de agua

Preparación
Introduce la avena en la licuadora y agrégale un vaso de agua para licuarla a velocidad rápida.
Una vez obtengas una mezcla homogénea, agrégale el resto del agua y la canela.
Bate unos cuantos segundos y llévala al refrigerador sin colar.
Para aprovechar el resto de sus beneficios tendrás que consumirla de forma regular, en lo posible un vaso antes de cada comida principal.

Si la consumes en ayunas con frecuencia y la acompañas con una dieta balanceada podrás notar una reducción de peso en muy poco tiempo.