HISTORIA

Felipe de España homenajeó a los judíos sefardíes expulsados en 1492

El rey Felipe VI de España rindió homenaje este lunes a los judíos sefardíes expulsados de España en 1492 por los Reyes Católicos, tras la entrada en vigor este año de una ley que facilita la naturalización de sus descendientes.

felipeDurante una ceremonia en el Palacio Real de Madrid, el soberano expresó a los judíos toda «la gratitud» española por su contribución durante siglos antes de su expulsión en 1492.

«Queridos sefardíes, gracias por vuestra lealtad», dijo el rey, 523 años después de su salida, ante numerosos representantes de judíos «sefardíes» (palabra que significa «España» en hebreo) llegados de varios países.

El monarca español también les agradeció haber guardado «como un preciado tesoro vuestra lengua (…) y vuestras costumbres que no son otras que las nuestras».

«Gracias también por haber hecho prevalecer el amor sobre el rencor, y por haber enseñado a vuestros hijos a amar esta patria española», añadió el rey Felipe VI, antes de concluir «¡cuánto os hemos echado de menos!».

Las estimaciones varían entre los historiadores, pero en España vivían al menos 200.000 judíos cuando los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, les ordenaron convertirse o salir del país en unas semanas. Los exiliados huyeron a Italia, el norte de África, el imperio Otomano, los Balcanes o Portugal.

Más de cinco siglos más tarde, los diputados españoles aprobaron en junio pasado -por unanimidad- una ley que agiliza la concesión de la nacionalidad española a sus descendientes, para reparar «un error histórico».

«Van a ser muchos los sefardíes que podrán recuperar su nacionalidad que, en sentido cultural y sentimental siempre han mantenido», dijo el ministro de Justicia, Rafael Catalá, precisando que su administración había recibido más de 583 peticiones.

El Consejo de Ministros había aprobado en octubre la concesión de la nacionalidad a 4.302 descendientes de sefardíes, que se encontraban en trámites para naturalizarse antes de la entrada en vigor de la nueva ley.

Antes de esta nueva ley, España ya concedía la nacionalidad a los judíos de origen sefardí, pero sólo podían solicitarla tras dos años de residencia en España o por carta de naturaleza, es decir, a discreción del consejo de ministros.

En la mayoría de los casos, los interesados también debían renunciar a otras nacionalidades.

Deja un comentario