HISTORIA

El calendario Gregoriano y la semana que nunca existió

El calendario usado antes del establecimiento oficial del Gregoriano era el calendario Juliano.

En este calendario ocurría un margen de error de 11 minutos y 14 segundos. Este error tenía como consecuencia que el tiempo de las estaciones y las fiestas móviles del catolicismo (como la Semana Santa) acabarían ocurriendo en una estación y momento diferente. 

Históricamente, la Pascua, debía celebrarse posterior al equinoccio de primavera (el domingo siguiente a la luna llena) en el hemisferio norte, pues, según La Biblia, la muerte de Jesús podría haber ocurrido durante la primavera, por ello, el papa Gregorio XIII entendió que era necesario fijar la Pascua cerca del equinoccio del 21 de marzo.

1.-El calendario juliano es el calendario predecesor al actualmente utilizado. Este calendario fue usado desde el año 46 a. C y fue introducido por medio de una reforma al calendario romano.

2.-El calendario juliano tiene una longitud media de 365,25 días y el calendario gregoriano de 365,2425 días (cifra correcta). Esta discrepancia hacía que el calendario juliano perdiera casi tres días cada 400 años y esto afectaba la ocurrencia de las estaciones. Al introducir el calendario gregoriano, este margen fue corregido.

3.-En el calendario juliano la fecha de la Pascua podía trasladarse a los meses de abril o mayo a diferencia del gregoriano, que fijó la fecha para el primer domingo después de la luna llena, tras el equinoccio de primavera, es decir, el 21 de marzo. De esta forma se cumplían de forma correcta los escritos bíblicos sobre la resurrección de Jesús.

El Calendario gregoriano es el sistema de distribución del tiempo que usamos actualmente de manera oficial.

El calendario es originario de Europa y debe su nombre al papa Gregorio XIII, quien en el año 1582 promulgó su uso por medio de la bula Inter Gravissimas, basados en los estudios científicos realizados por la Universidad de Salamanca entre los años 1515 y 1578.

En especifico, el estudio realizado durante el año 1578, encontraba la forma de corregir el desfase de tiempo que acumulaba el calendario juliano y que afectaba la ocurrencia de las estaciones y las fiestas móviles cristianas. 

Los primeros países que comenzaron a utilizar este calendario fueron: España, Portugal e Italia.

Características del calendario gregoriano

1.- El calendario gregoriano comienza en el año uno y se cuenta a partir del nacimiento de Jesucristo. El calendario gregoriano no posee año cero.

2.- El calendario gregoriano tiene un año bisiesto cada cuatro años. Este año bisiesto es el resultado del estudio del tiempo que tarda la tierra en dar la vuelta al sol: el cual es de 365, 24219 días, es decir un total de 365 días con 5 horas, 48 minutos y 46 segundos. Estas 5 horas restantes se van acumulando en un lapso de tres años y se cumplen como día completo en el cuarto año (29 de febrero).

3.- Las estaciones del año se cumplen siempre en los mismos meses. Al arreglarse el desfase de horas que no podían contabilizarse, las estaciones del año pueden cumplirse en el mismo periodo.

4.- El calendario gregoriano es 26 segundos más largo que el año astronómico, lo que implica un día de diferencia cada 3323 años, es decir que el año 4000 y el 8000 no serán años bisiestos para arreglar esta discrepancia.

5.- El calendario fue adoptado inmediatamente en todos aquellos países donde la iglesia ejercía influencia. Los países en los que el catolicismo no estaba propiamente constituido, no aceptó este sistema, por lo que, durante muchos años, los países europeos tenían un sistema de tiempo diferente al de los países protestantes.

6.- En lugares como Alemania, Noruega, Inglaterra, Alaska o Japón, el calendario gregoriano comenzó a utilizarse dos siglos más tarde.

Translate »