LIFESTYLE VIAJANDO CON ESTILO

Cosas que hacer en la bella Suiza, además de esquiar

Si bien cuando decimos viajar a Suiza, inevitablemente pensamos en esquí, no necesariamente es la única actividad que podemos realizar si vacacionamos en este encantador país.

Suiza ofrece variedad de actividades que se adaptan a cada gusto y personalidad.

Algunos lugares a donde ir en Suiza

Amor por los museos

Justo en la frontera con Francia y Alemania se encuentra Basilea, la tercera ciudad del país en cantidad de habitantes. ¿Adictos a los museos? La gran cantidad de museos que hay en Basilea, la hace reconocida internacionalmente como una de las ciudades más culturales que hay para visitar en Suiza. No podés perderte el Museo de Arte, el de la Fundación Beyeler, el Tinguely o el de la Música, que también cumple un papel fundamental en Basilea. También tiene algunos museos curiosos, como el de las Casas de Muñecas, el de la Caricatura y el Cómic, y el de Historia de la Farmacia.

La naturaleza como reina

La Biosfera de Entlebuch es una reserva ubicada en el centro del país, que abarca unos 400 kilómetros cuadrados de pantanos, mesetas calcáreas, el pico Schrattenfluh, y flora y fauna autóctona.

La Biosfera de Entlebuch es de tal importancia que se encuentra bajo la protección de UNESCO.

Se puede recorrer y realizar diversas actividades, como ser trekkings entre unos paisajes de cuento de hadas, o sumergirse en alguno de los balnearios habilitados.

Algo muy dulce

La Maison Cailler – La Chocolaterie Suisse, fundada en 1819, es la marca de chocolate más antigua del mundo.

Actualmente tiene un Museo dedicado al claro está al chocolate.

Te explican desde los inicios del descubrimiento del cacao hasta la elaboración en nuestros días, apto tanto para niños como para mayores. Al final del circuito hay degustación gratuita de bombones, si te gusta el dulce, no te lo puedes perder.

La fábrica está situada en el pueblo de Broc, muy cerca de Gruyères.

Gruyères además del queso

Y si Gruyères hablamos, y no precisamente del queso, Gruyères además de famoso por su conocido queso atesora uno de los conjuntos medievales más bonitos del país. En su plaza principal se concentran la mayor parte de los lugares importantes de Gruyères incluidos bares, restaurantes y tiendas de variados objetos. Obvio tienes que probar el queso.

Y de paseos medievales

Friburgo, y su entorno mediaval, con sus calles empedradas que invitan a un paseo, Friburgo se ha alzado como uno de los mejores lugares de Suiza para visitar. Si bien la protagonista del pueblo es la Catedral de San Nicolás, una forma divertida de perderse por el casco histórico es a través de sus fuentes de origen medieval, como la de San Jorge, la de la Lealtad, la de la mujer Samaritana, la de la Valentía, la de Sansón, la de la Virgen María y unas cuantas más.